MARCO TEÓRICO MOVIMIENTO OAOA. Está formado por las miles de ideas y ganas de hacer una mejor educación matemática de cientos de docentes de todos los niveles (infantil, primaria, secundaria y universidad), de muchos lugares de España y América Latina. Su aportación ha enriquecido la metodología OAOA, dando lugar al nacimiento de un Movimiento OAOA para renovar radicalmente la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas. A este proyecto OAOA se unen la nuevas tecnologías, y el uso adecuado de las mismas para el desarrollo del razonamiento lógico matemático en el siglo XXI.
PRINCIPIO OAOA 11

LA ENSEÑANZA DE LAS MATEMÁTICAS BASADA EN LIBROS DE TEXTO

Texto extraído de:
BISHOP, A.J.: “Enculturación matemática
 La educación matemática desde una perspectiva cultural.
 Paidos. Barcelona (1999) páginas 28 y 29

Muchas clases de matemáticas de todo el mundo son testimonio de la subordinación  de la enseñanza basada en textos y, de hecho, son muy raros los enseñantes que rechazan estos textos. En algunos sistemas educativos existe un libro de texto cuyo empleo es obligatorio. Ese libro es “la biblia”: sacraliza las matemáticas escolares. En otros sistemas, los enseñantes pueden escoger entre un conjunto de libros recomendados y en otros sistemas aún más abiertos el enseñante tiene libertad para explorar los recursos que crea convenientes. Pero la mayoría de los sistemas educativos del mundo esperan que los enseñantes utilicen algún libro.
Pero,
  1. ¿de quién son estos libros?
  2. ¿quién los escribe, para quién y por qué?
  3. ¿conocen los autores a los alumnos que los usarán o a los enseñantes que se basarán en ellos para enseñar?
  4. ¿Aceptarán los autores ser responsables de los niños que no pueden aprender?
  5. ¿Aceptarán los autores el mérito si los alumnos tienen éxito?

El hecho de que los libros de texto ejercen un control es bien sabido (por eso muchos sistemas del mundo se basan en un solo libro). El hecho de que controla tanto al enseñante como a los alumnos también es bien sabido por quienquiera que haya enseñado con un libro de texto o que haya aprendido con él. Entonces,

6. ¿dónde reside la responsabilidad que debe acompañar a este control?

Naturalmente, se suele considerar que esta responsabilidad recae en el enseñante. Pero si la enseñanza está siendo controlada por el libro de texto,

7. ¿debe recaer esta responsabilidad en el enseñante?

Si la responsabilidad tiene que recaer en los enseñantes, como creo que debe ser, entonces no deben estar controlados, al mismo tiempo, por el libro. Deben tener la ayuda y el apoyo de materiales y actividades sobre los que ellos tengan control para que puedan ayudar a sus alumnos y sólo ellos pueden juzgar si comprenden bien o no.
Por lo tanto, el control ejercido por el libro de texto impide en realidad que los enseñantes conozcan a sus alumnos y, en consecuencia, les impide ayudarles con eficacia. Como los libros de texto “a prueba de enseñantes” se idearon para que los utilizaran enseñantes inexpertos, podemos imaginar en qué medida un libro de texto detallado y cuidadosamente planificado puede “descapacitar” a un enseñante y acabar siendo menos efectivo a corto plazo y totalmente contraproducente para los enseñantes a largo plazo.
En el otro extremo encontramos que a algunos niños se les enseña matemáticas de una manera aún más impersonal; utilizan lo que se denomina “materiales individualizados”. Los diseñadores de estos materiales no pueden  presuponer nada acerca del enseñante y, de hecho, ni siquiera pueden presuponer que haya un enseñante. Por lo menos, el autor de un libro de texto puede redactar un manual para el enseñante que lo acompañe. Pero, según se dice, lo “bueno” de los materiales individualizados es que no necesitamos la presencia de un enseñante real.
 En la actualidad, algunos de estos materiales están apareciendo en pantallas de microordenadores – material individualizado electrónico -  y constituyen el “no va más” tecnológico de la enseñanza basada en textos. Esta enseñanza puede ser individualizada, pero nunca podrá ser personalizada. La única persona que quizá puede personalizar la enseñanza es el enseñante, siempre y cuando se le dé una oportunidad. Pero cuanto más intervenga el texto – o la máquina – menos oportunidades tendrá el enseñante de personalizar su enseñanza.
Por lo tanto, deberíamos tener sistemas que no estén basados en libros de texto y formar a los enseñantes para que no dependan de ellos. Debemos dejar que el enseñante controle los materiales, no al revés, y demostrar que la responsabilidad de la enseñanza recae en el enseñante y no en el texto.
Lo que de verdad necesita un enseñante no es un texto, sino actividades y recursos que contribuyan al desarrollo de los alumnos. Lo que de verdad necesita el alumno no es untexto, sino un entorno de aprendizaje apasionante, cálido, comprensivo e intelectualmente estimulante. Ninguna de las partes del proceso pedagógico necesita textos. Entonces,

8. ¿por qué los textos tienen que ser tan dominantes?

******************************************************************

CUESTIONES PARA EL ANÁLISIS Y LA REFLEXIÓN.

1.      ¿Cuál es tu dependencia en la práctica profesional del libro de texto? ¿ninguna, media, total,...?

2.      ¿El libro de texto es para ti un recurso que tu utilizas o es quien dirige tu trabajo en el aula?

3.      ¿Seleccionas las partes del libro de texto que te interesan o tu preocupación es “dar” todo?

4.      ¿Te crees en la obligación de dar todo el libro de texto porque las madres y padres se gastaron el dinero en comprarlo?¿Por qué?

5.      ¿Qué criterios sigues para seleccionar un libro de texto de matemáticas? ¿Qué criterios has tenido en cuenta para seleccionar el que utilizan tus alumnos actualmente?


Reviewed by Oaoa Matemáticas on marzo 13, 2016 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.